viernes, 15 de octubre de 2010

on monsieur's departure





"My care is like my shadow laid bare beneath the sun.

It follows me at all times and flies when I pursue it.
I freeze and yet am always burned
since from myself again I turn.
I love and yet am forced to hate.
I seem stark mute; inside I prate.
My care is like my shadow laid bare beneath the sun.
It follows me at all times and flies when I pursue it.
I love and yet am forced to hate.
I seem stark mute; inside I prate.
Some gentle love doth ease itself
Into my heart and mind.
For I am soft and made of snow
Love, be more cruel or so be kind."


Poema atribuido a Isabel I de Inglaterra, titulado "La marcha de Monsieur" dirigido a su posible esposo, el duque de Alençon:

I grieve and dare not show my discontent,
I love and yet am forced to seem to hate,
I do, yet dare not say I ever meant,
I seem stark mute but inwardly do prate.
I am and not, I freeze and yet am burned,
Since from myself another self I turned.

My care is like my shadow in the sun,
Follows me flying, flies when I pursue it,
Stands and lies by me, doth what I have done.
His too familiar care doth make me rue it.
No means I find to rid him from my breast,
Till by the end of things it be supprest.

Some gentler passion slide into my mind,
For I am soft and made of melting snow;
Or be more cruel, love, and so be kind.
Let me or float or sink, be high or low.
Or let me live with some more sweet content,
Or die and so forget what love ere meant.


Ella tenía 46 años y él 24. Fue de los pocos pretendientes que la cortejaron en persona. Se llevaban muy bien y la reina le siguió el juego por razones políticas, pero finalmente Isabel rechazó la pretensión y se despidió de forma educada de él con el poema.

2 comentarios:

Isabel Romana dijo...

Me encantaría que lo tradujeras. Mi inglés es muy pobre... Besitos, ticio.

Ticio dijo...

Desde París, entre mi amiga Paula y yo lo hemos traducido, aunque un poema en inglés siempre está abierto a alguna variación o interpretación. Dice así:

Me apeno y me no atrevo a mostrar mi descontento,
Amo y en seguida soy forzada a parecer odiar,
Hago algo, y enseguida oculto lo que quise decir,
Parezco impasible, pero por dentro digo tonterías.
Soy y no, me congelo y enseguida me quemo,
Desde de mí misma, en otro yo me convierto.

Mi cariño es como mi sombra en el sol,
Me sigue volando, pero huye cuando lo persigo,
Permanece de pie y se acuesta a mi lado, y repite lo que hago.
Su cariño demasiado familiar me hace lamentarlo.
No encuentro ningún motivo para alejarlo de mi pecho,
Hasta el final de todo lo guardaré ahí.

Alguna pasión más apacible se desliza en mi mente,
Ya que soy delicada y hecha de nieve que se derrite;
O ser más cruel, amar, y entonces ser amable.
Déjame flotar o hundirme, estar arriba o abajo.
O déjeme vivir con un contento más dulce,
O muere y entonces olvida lo que el amor significó aquí.