sábado, 16 de abril de 2011

Simone de Beauvoir





No se nace mujer: se llega a serlo. Ningún destino biológico, psísico, económico, define la figura que desempeña en el seno de la sociedad la hembra humana. Es el conjunto de la civilización que elabora ese producto intermedio entre el macho y el castrado, que califica como femenino.

Simone de Beauvoir.







"Hay condiciones biológicas, sexuales que diferencian al hombre de la mujer, nadie dice lo contrario. Pero todo lo que la sociedad ha construido sociológicamente, moralmente, profesionalmente, sobre esa base, es una cosa que casi no tiene nada que ver, incluso podemos decir en el fondo, nada que ver con la diferencia fisiológica. y por eso yo quería decir, ser mujer no es sólo ser asexuada de una determinada manera, es ser clasificada de una determinada manera en la sociedad. Para hacerlo la sociedad fabrica, a partir de las niñas pequeñas, a las mujeres. Los juguetes no son los mismos, las lecturas no son las mismas, y luego, más adelante, desgraciadamente la formación profesional no es la misma. Y se fabrican las mujeres de forma que sean sacrificadas, sirvientes del hombre, sirvientes de sus hijos, se las fabrica para la maternidad, para las tareas del casa, para la vida doméstica, etc... Y así es como llega a ser mujer, a partir de un nacimiento que podría darle las mismas oportunidades que a un hombre."

1 comentario:

Isabel Romana dijo...

¡Cuánta razón tenía esta mujer extraordinaria! A la mujer la fabrica un sociedad y una cultura que ha decidido colocarla siempre en el último lugar. Y sigue ocurriendo en nuestros días.

Probablemente debía ser yo la persona con la que te cruzaste el otro día, si ibas por la acera de la facultad de medicina. ¡Lástima que no me saludaras! Espero que sea en otra ocasión. Un abrazo.