martes, 18 de octubre de 2011

La Casa de la Cerda

¿Saben ustedes el origen del nombre de tan noble familia española?




No hombre, no... no sean ustedes tan simplistas...




Mucho mejor.

En efecto. El inicio de la Casa de la Cerda arranca allá por mediados del siglo XIII con un hijo del rey Alfonso X El Sabio, el llamado Fernando de la Cerda.

Fernando tuvo bastante mala suerte, y no exclusivamente por el nombre. Recibió el apodo de "el de la cerda" no por su madre, ni por su mujer, si no por haber nacido con un extraordinario pelo duro y negro "como una cerda" en el pecho. Algo que me resulta bastante repugnante.
Fernando era el primogénito del rey Alfonso, pero falleció antes que su padre, malogrando la sucesión. Sin embargo había tenido la ocasión de engendrar dos hijos: Fernando y Alfonso de la Cerda.
El rey Alfonso pretendió que la sucesión de su trono pasara por sus nietos, pero su otro hijo Sancho, no compartía su criterio. Y ya sabemos como terminan estas cosas... Sancho provocó una guerra civil, mediante la cual logró desplazar finalmente a sus sobrinos del trono de Castilla y a todo el linaje de la Cerda.

Andando los años, el linaje recaería sobre una mujer, que contraería matrimonio con el primer conde de Medinaceli, incorporándose así pues, la famila de La Cerda a la de Medinaceli. De la Cerda y Medinaceli darían ilustrísimos personajes de nuestra historia. Hoy, la duquesa de Medinaceli (etc etc...) que por lo visto todavía vive! es la ex-suegra de Nati Abascal, madre del que fuera su esposo, el duque de Feria. Hoy es duque de Feria su hijo, Rafael Medina, con quien, por cierto, coincidí en un vuelo desde París.






No hay comentarios: