jueves, 10 de septiembre de 2009

Sobre cambios generacionales.


Dicen que hay cosas pocas cosas peores que citar un libro que no se ha leido. Yo me leí la trilogía de "el juez de Egipto" hace bastante tiempo, y aunque he olvidado casi toda la historia, guardo un buen recuerdo.
Abrí el otro día el libro por casualidad, y el primer capítulo comenzaba con una cita del papiro de Ipuur, que narra una leyenda historica sobre la caída del Imperio Antiguo. No he leído el papiro, sólo la cita de El juez de Egipto de Jacq:

Ved, ha sucedido lo que los ancestros habían predicho: ha proliferado el crimen, la violencia ha invadido los corazones, la desgracia atraviesa el país, corre la sangre, el ladrón se enriquece, se han apagado las sonrisas, los secretos han sido divulgados, los árboles han sido arrancados, la pirámide ha sido violada, el mundo ha caído tan bajo que unos cuantos insensatos se han apoderado de la realeza y los jueces han sido expulsados.
Pero recuerda el respeto a la Regla, de la justa sucesión de días, del feliz tiempo en que los hombres construían pirámides y hacían florecer vergeles para los dioses, de aquel tiempo bendito en que una sencilla estera satisfacía las necesidades de todos y los hacía felices.



2 comentarios:

Carlos dijo...

Hola Ticio. Te escribo porque vi el enlace de mi blog que colocaste aquí.

Muchas muchas gracias.

En cuanto pueda, haré lo mismo.

Saludos Cordiales

Isabel Romana dijo...

Impresionante esa evocación de un pasado en que una simple estera era suficiente y nos hacía felices. Resulta muy remoto y, al mismo tiempo, muy cercano. Un abrazo.